regimen politicos
régimen político
régimen político Régimen Político
Definición
características régimen politico
Tipos de régimen político
Tipos de régimen político Tipos de Régimen
Democrático Parlamentario Monárquico Republicano Aristocrático Totalitario Autoritario Islámico Oligárquico >> Ver todos <<
características régimen politico
Regímenes políticos
Regímenes políticos Régimen de Países
España Colombia Venezuela Cuba México Estado Unidos China Francia Brasil >> Ver todos <<
Regímenes políticos
características régimen politico
Regímenes políticos Dossier del mes
Sistemas políticos Gobierno Democracia Estado Juego y examen
régimen políticos
régimen políticos
régimen políticos
Estás en: régimen político > tipos de régimen > régimen totalitario

Régimen totalitario: definición y tipos


Imprimir artículo Imprimir este Artículo    Enviar a un amigo Enviar a un amigo    Añadir a favoritos Añadir a Favoritos!

"Régimen totalitario: Es una idea política que considera que el estado posee el poder absoluto. Se caracteriza por eludir las normas básicas del Derecho de la sociedad moderna y no permitir una separación de poderes. El Estado totalitario lleva a cavo un control total de la población y de todas sus instituciones mediante la propaganda y la policía.

El nombre de totalitarismo se conoció en un primer momento en el régimen de la Italia fascista, y se amplió el término para designar también a la Alemania nazi y posteriormente el sistema establecido en la Unión Soviética."

Régimen político totalitario

Artículo de: Régimen político

puntuación artículo régimen político puntuación artículo régimen político puntuación artículo régimen político puntuación artículo régimen político puntuación artículo régimen políticoNota artículo (456 votos). 867,231 personas han leído este artículo



Menú detallado de este artículo

1) Régimen totalitario definición
2) Régimen totalitario características
3) Tipos de régimen político totalitario

Régimen totalitario: definición y origen de régimen político totalitario


El régimen totalitario es una idea política que considera que el estado posee el poder absoluto. Se caracteriza por eludir las normas básicas del Derecho de la sociedad moderna y no permitir una separación de poderes. El Estado totalitario lleva a cavo un control total de la población y de todas sus instituciones mediante la propaganda y la policía.

Como procedimiento de legitimación, practica unos elementos pertenecientes al poder carismático: liderazgo único, centralizado y absoluto, ritualismo, mesianismo y seudo−utopismo.

En el transcurso de la historia de la sociedad podemos contemplar diferentes ejemplos de regímenes totalitarios, pero el que definió y puso en práctica por si mismo este concepto fue Benito Mussolini, que en cierto modo dio pie al concepto de estado fascista, configurado por éste en Italia desde 1922 hasta 1943 (genero que frecuentemente se identifiquen los términos fascismo y totalitarismo).
Los otros regímenes totalitarios más importantes fueron los de la URSS (Stalin y Lenin) y de Alemania (Hitler).

Régimen totalitario: características


• El estado es dueño y señor de todo (el individuo vive para él)
• Eliminación de las libertades
• Empleo sistemático del terror y la violencia para acabar con cualquier forma de oposición, llegando al exterminio del opositor
• Prohibición de partidos políticos y sindicatos
• Supremacía de unos individuos respecto a otros
• Empleo de la violencia como método de control
• Primero capitalistas y luego críticos (para alzarse con el poder)
• Expansión demográfica (en algunos)
• Realización de grandes obras públicas con beneficios
• Marginación y aniquilamiento de ciertos sectores de la sociedad
• Veneración a un líder que representa al estado
• Utilización de la propaganda por medio del control de los medios de comunicación
• Control sobre la educación de la juventud para garantizar la supervivencia del régimen

Régimen totalitario: tipos de régimen político totalitario


Régimen totalitario Absolutista (absolutismo)

Para definir de una forma correcta a los estados totalitarios es necesaria buscar en cierta manera sus orígenes. Los orígenes del totalitarismo vienen del absolutismo de una manera directa, ya que por absolutismo se entiende lo siguiente: Sistema político en el que se otorga todo el poder a una sola persona o a un grupo En la actualidad dicho concepto se otorga a las formas de gobierno encabezadas por un dictador. Se considera que el absolutismo es el polo opuesto al gobierno constitucional de sistemas democráticos, diferenciándose de éstos en el poder ilimitado que reivindica la persona o grupo que posee el poder, en contraste con las limitaciones constitucionales impuestas a los jefes de Estado de los países democráticos. El desarrollo del absolutismo moderno viene del nacimiento de los Estados nacionales europeos (finales del siglo XV) y se prolongo durante más de 200 años. Un ejemplo es el reinado de Luis XIV de Francia (1643−1715). Una de las pruebas más fehacientes de lo anteriormente dicho es la expresión que dicho monarca utilizo: "El Estado soy yo" ("L'Etat, c'est moi"). Dicha expresión resume con precisión el concepto del derecho divino de los reyes.

En España pueden distinguirse dos clases de absolutismo; el primero, similar al que rigiese durante siglos en otros países europeos, el cual se fundamento en la concepción presidencialista del poder. El segundo, que marca una línea divisoria en el ámbito sociopolítico, se mostro permeable, a partir del siglo XVIII, a las ideas de los pensadores ilustrados y modos políticos paternalistas. No obstante, esta influencia, no fue duradera. En el paréntesis de la II Republica y la Guerra Civil española (1931−1939) dominaron la política del país dos largos regímenes absolutistas, las dictaduras de Miguel Primo de Rivera (1923−1930) y Francisco Franco (1939−1975).

Régimen totalitario Fascista (fascismo)

El fascismo es un sistema político y social, basado en el totalitarismo, que estan en oposición a los regímenes democráticos. Los principales rasgos que caracterizaron al régimen fascista fueron entre otros: la desaparición del estado de derecho y la concepción totalitaria del estado, el desarrollo de un nacionalismo imperialista, la sustitución del sistema sindical por el corporativismo, la libre actuación del partido nacional fascista, único legalizado y utilizado como arma persuasiva sobre la población civil, y la concepción jerárquica del poder del estado, en la que la reducida cúspide dirigente detenta todos los poderes.
Las características vienen dadas a mediados de 1919 cuando Mussolini declaró que "el fascismo no tiene ni estatutos ni reglas", dando con ello una expresión que definía perfectamente los principios ideológicos que guían el fascismo. De hecho, el fascismo fue un movimiento político en el que las contradicciones y el oportunismo fueron más abundantes que el seguimiento de una línea ideológica preestablecida, contradicciones producidas por la superposición de las tendencias fusionadas en el origen del movimiento (ex−combatientes desmovilizados, nacionalistas, sindicalistas y disidentes socialistas, legionarios de D´Annunzio, Arditi, industriales temerosos de una revolución...) y oportunismo ideológico para tomar en cada momento una justificación que legitimara la actuación requerida. Los principales ideólogos del fascismo fueron Mussolini, Giovanni Gentile y Alfredo Rocco, que realizaron una readaptación y superposición del anti positivismo de Benedetto Croce, el personalismo voluntarista de Max Stirner y Friedrich Nietzsche, el antiparlamentarismo de G. Sorel y el nacionalismo de Maurras y D´Annunzio.

• Los principios del fascismo:
El fascismo se mueve en una oposición a la democracia y el parlamentarismo, en un odio al socialismo y al internacionalismo, en un rechazo a la creencia de progreso y a la virtualidad del pacifismo, en un desprecio por los derechos individuales y la exaltación de estado como suprema entidad histórica. Toda la organización rigurosamente jerárquica del partido se baso en el mantenimiento de una obediencia ciega y el culto a la personalidad de un grupo o persona que tenía el poder del estado.
Frente al pluralismo democrático, el fascismo erigió un totalitarismo político que rechazaba toda posibilidad de convivencia con la oposición, aniquilando toda posibilidad de disidencia. Frente a los valores sociales sustentados por los derechos del hombre (derechos que toda persona posee), el fascismo los sometió a los derechos del estado, crisol de los valores de la unidad moral de la nación.

• Los medios de propaganda del fascismo:
La ausencia de oposición y la omnipotencia del estado sentaron las bases de un totalitarismo intelectual sustentador y a la vez potenciador de la creencia en la posesión de la verdad. Para dictarla en cada ocasión se formaba una gran infraestructura de propaganda, que comenzaba en el sistema educativo, pasaba por la movilización de la juventud y alcanzaba el monopolio de los medios de comunicación. La suprema consideración de la entidad del estado se plasmo en un nacionalismo agresivo y victimista.

• El partido Nacional Fascista:
Fue fundado oficialmente el 9 de noviembre de 1921 y su rápido crecimiento en los primeros años hizo que a partir de 1924 se fuera restringiendo el ingreso. De ese modo, si en apenas tres años había conseguido 750.000 militantes, en los ocho años posteriores apenas sumo 250.000 más. El partido estaba dirigido por el Gran Consejo Fascista, órgano en el que estaban integrados los veinte máximos jerarcas del partido; su dirigente supremo era el Duce, quien nombraba al Secretario general y todos los cargos inferiores. Cuando Mussolini alcanzó el poder, el partido se fue conformando como un estado dentro del estado: dispuso de su propia milicia, controló la propaganda, dirigió la policía política (OVRA, Organización de vigilancia y represión del antifascismo) y gobernó los campos de concentración para los prisioneros políticos.

Régimen totalitario Fascista (nacionalismo)

Doctrina totalitaria, que defiende la constitución de un estado antidemocrático, antiparlamentario y racista, sostenida por el Partido Nacionalsocialista alemán y su principal dirigente, Adolf Hitler, quien gobernó Alemania entre 1933 y 1945. Partido nacionalsocialista Alemán del Trabajo: Organización política alemana que encuentra su origen en el Partido Obrero Alemán. Creado en 1919. Su programa político fue redactado por Feder, Hitler y Drexler. Propugnaba la fundación de una Gran Alemania, la abolición del Tratado de Versalles, la liquidación del sistema parlamentario y la promulgación de leyes contra los judíos. Prohibido tras la insurrección de Múnich fue reestructurado por Hitler al salir de la cárcel. A partir de la crisis económica de 1929, fue aumentando su importancia, hasta que en 1933 se convirtió en partido único. Pasó así de tener 1 millón de afiliados en 1932 a cerca de 11 millones en 1945.

• Origen y fundamentaciones ideológicas del nacionalsocialismo:
El origen del nacionalismo en Alemania viene desde que la burguesía industrial y financiera diera un gran apoyo a Hitler y su proyecto. Hitler empezó diluyendo el carácter socialista del partido al cual pertenecía, dando unos eslóganes contra la gran propiedad y el capitalismo para conseguir la adhesión de la clase obrera. Los grupos de las SA o camisas pardas y, posteriormente, las tropas de protección de las SS se encargaron de llevar a la práctica la apología de la violencia propugnada por el partido. El resentimiento Alemán y la galopante crisis económica fueron un buen caldo de cultivo para el crecimiento del Partido Nazi, que en 1930 logro ya 107 escaños en el Parlamento y en 1933 se convirtió en la primera fuerza política, con 288 escaños. En 1938 el partido tenía ya 8 millones de militantes y en 1945 había alcanzado los 11 millones. Hitler fue nombrado canciller el 30 de enero de 1933 y poco después disolvió el Parlamento y establecio un régimen de partido único. Desde el poder, impulso una política de grandes obras públicas para resolver el problema del paro, al tiempo que concentraba gran parte de los esfuerzos del país en la creación de una poderosa industria armamentista. En julio de 1934 se produjo una purga interna en el partido con el asesinato de los líderes de las SA (Röhm). Entonces Hitler dotó al partido de una estructura jerárquica. Su inspiración en el fascismo italiano no fue más allá de la copia de la parafernalia exterior y, hasta 1923, del sistema empleado para hacerse con el poder. Sin embargo, el nazismo era heredero de una serie de corrientes de pensamiento centroeuropeo originadas en el siglo XIX: desde el vitalismo, el antisemitismo y la teosofía hasta doctrinas esotéricas alemanas. La base esencial de su doctrina era la radical manifestación del nacionalismo por medio del mito ario.

• El racismo nazi:
El racismo fue uno de las principales características que definieron el nazismo. El racismo dio al mito de la superioridad aria una base para complementarlo con la voluntad de encontrar un cauce de expansión territorial para la nación alemana. Tomando el evolucionismo darwiniano como teórico soporte científico, el racismo alemán venia exponiendo largas explicaciones que proclamaban la superioridad de la raza aria. El nazismo mantuvo esta corriente racista y nunca aporto nada a su cuerpo teórico. El mito de la superioridad aria no solo se manifestaba en contenidos racistas, sino que alcanzo a conformar toda una filosofía de la historia, donde se explicaba como las adversidades y fracasos de esta raza superior, eran consecuencia de los ataques y conjuros externos. Se echabala culpa a las potencias extranjeras que querían hundir Alemania (su última manifestación eran los dictados del Tratado de Versalles). A este enemigo externo se añadía el peligro interno: los judíos fueron el objetivo principal del racismo nazi. Dando una propaganda que llego al resto de los países, y aumentando el rechazo contra el judío (alimentadas además por el crecimiento verdadero del nacionalismo israelita). En ningún estado como en la Alemania nazi se llego a extremos tan inhumanos de persecución y exterminio, ya anunciados desde 1925. Las mismas bases mantenían el deseo de dominio sobre otras etnias consideradas inferiores.

• La idea de expansión geográfica:
La idea de expansión geográfica imperante en Europa durante todo el siglo XIX tuvo gran importancia en este régimen. Si hasta entonces se habían tenido los territorios africanos, asiáticos y polinésicos como principales destinos de los impulsos colonizadores, Hitler señaló la voluntad nacionalsocialista de expandir las fronteras alemanas hacia el Este. En primer lugar a todas las regiones donde se hallara población german ohablante (pangermanismo, formación de la Gran Alemania que había quedado excluida en la creación del estado brismarkiano) y después a las tierras infrautilizadas de otros estados donde la nueva Alemania realizaría su colonización. Hitler presento este programa no como una voluntad de dominio imperialista, si no como salida natural a la vitalidad expansiva alemana; esos territorios serian el "espacio vital" que se necesitaba para conformar definitivamente la nación alemana.

• Los orígenes de la doctrina nazi:
Las creencias de la doctrina nazi se manifiestan en el desprecio del intelecto como manifestación inactiva, en la negación de la razón como origen de conocimiento y en el mito del superhombre. Esto llevo en la práctica a manifestaciones de violencia, que solo buscaban la acción en si misma, y al culto de la fuerza. La unión del nacionalismo y el vitalismo (creencias) condujo a la subordinación del individuo a la nación−estado, identificado a este con un jefe−guía (su voluntad era la de la comunidad nacional). Dentro de estos parámetros, la democracia era vista como un sistema enemigo del pueblo, cuyos frutos eran su división y el enfrentamiento, debilitando la comunidad nacional. Por la misma razón, la unión de todos los sectores en la construcción de una gran Alemania sustituía, teniéndola como gran enemiga, la lucha de clases.


Definición de conceptos relacionados con régimen político

left
right

Tipos de régimen
Régimen | Definición

Régimen de países
Régimen | Definición

Régimen democrático
Régimen | Definición

Régimen parlamentario
Régimen | Definición

Régimen monarquíco
Régimen | Definición

Régimen totalitario
Régimen | Definición

Régimen autoritario
Régimen | Definición

Régimen republicano
Régimen | Definición

Régimen aristocrático
Régimen | Definición

Régimen islamico
Régimen | Definición

Régimen oligárquico
Régimen | Definición

 

recetas
sistemas políticos